26 NOV

Como sabrás, cuando empieza la pubertad tu cuerpo comienza a cambiar y para que el desarrollo físico e intelectual sea completo, la alimentación es clave. La razón es simple, el crecimiento se acelera y por lo tanto necesitas más comida y de todo tipo, ya que de ella obtienes la energía, las vitaminas, el hierro y el calcio para crecer.

Esto no significa que dejes de comer las cosas que te gusten, como chocolates o hamburguesas, sino que debes ingerir distintos tipos de alimentos que te aporten los nutrientes necesarios. A continuación te ofrecemos ocho consejos para hacer de tu alimentación algo saludable y no una carga.

1. Todo empieza en el desayuno: Quizás cuando te levantás para ir a la escuela no tenés muchas ganas de comer, pero debés saber que el desayuno es la comida más importante ya que te da la energía para comenzar el día. Los alimentos ideales para este momento son los carbohidratos, como pan, cereales y frutas.

2. Comer un poco de todo: Ningún alimento te da todos los nutrientes que necesitas, es por eso que debes lograr un equilibrio adecuado entre los alimentos de la pirámide alimenticia (cereales, verduras, frutas, lácteos, carnes, huevo, legumbres, azucares y grasas)
3. Los carbohidratos dan la energía: La razón por la cual se come es para obtener energía, y son los carbohidratos (como pan, frutas y verduras) la principal fuente de energía. De ellos obtendrás el 50 por ciento de las calorías de tu dieta, por lo que debes comer alguno de estos alimentos en cada comida.

4. Frutas y verduras, siempre: Estos alimentos nos dan gran cantidad de vitaminas, fibras y minerales, por lo que se recomienda comerlos al menos cinco veces por día. Recuerda que no sólo los puedes ingerir en las comidas tradicionales, sino también como tentempié (entre comidas).
5. Si a las grasas saludables: Las grasas no siempre son malas, y una pequeña cantidad diaria de ellas son necesarias en una dieta balanceada.
6. Beber es tan importante como comer: El 70% del cuerpo está compuesto por agua, por lo que es un elemento clave el crecimiento saludable. El mínimo por día es de seis vasos de líquido, que puede ser agua, té, leche o jugos naturales.

7. Entre comidas: Comer tentempiés es necesario, siempre que los alimentos que consumas sean sanos y lo hagas en forma moderada. Para estos momentos te recomendamos frutas y cereales.
8. El movimiento es fundamental: Además de llevar una dieta equilibrada y balanceada, no puedes dejar de hacer algún tipo de actividad física todos los días. Los deportes son la mejor opción, ya que además podrás compartir tiempo con tus amigos.

Seguinos en Facebook/CIDIGruop

Todavía no conoces

todo lo que CIDI tiene para ofrecerte?